Maquetas 2007.
 
 

 
Aquí sucumbe la falla de Vicent Albert, en la que una nueva composición con la silueta de la imagen de “Una festa per a tots” volvía a adquirir protagonismo, con los indultos temporales de varios ninots de cada una de las comisiones que componen la Federación, entre los cuales se podía reconocer alguno de los que se llevó a la Exposición del Ninot las pasadas fallas.
 
   Coincidiendo con el medio año fallero y en el mismo emplazamiento del ejercicio anterior, (el viejo cauce del río Túria, entre el puente de Exposición y el de las Flores) el mes de septiembre aconteció nuevamente el esperado acto de presentación de proyectos de la Federación de Fallas de Sección Especial 2007, con un programa repartido en cuatro días, siguiendo los mismos esquemas del pasado ejercicio: una pequeña falla plantada de forma tradicional -a tombe- que posteriormente se quemó a modo de celebración, espectáculos pirotécnicos, exposiciones, coloquios, actuaciones, nuevas performances en torno al mar y, por supuesto, el verdadero motivo del evento, la revelación de las maquetas de las próximas fallas. El propósito que consiguieron con creces fue crear un ambiente fallero festivo seis meses antes de marzo.

   Allí se presentaron la crème de la crème en lo que se refiere a artistas falleros y proyectos para comisiones significativas. Aunque en la mayoría de maquetas presentadas se pueda ver claramente todo el cuerpo central y remates exceptuando las escenas de las bases, quizás es demasiado pronto para apuntar a un posible ganador y siguientes premios. Resulta molesto el agravio comparativo entre proyectos cuando todos son buenos y los artistas se esfuerzan al máximo para mostrar calidad, pero “c’est la vie”, esto está montado así. Cada artista tiene su rincón para aportar su grano de arena a las fallas, o montaña de arena en algunos casos dada la envergadura del proyecto. Si otros años se ha dicho que la competencia entre monumentos fue dura, este año podemos decir que se ha multiplicado por encima de cualquier expectativa.

   La tecnología, las herramientas y los materiales actuales, permiten unas reproducciones a mayor escala mucho más fidedignas a la maqueta original, con lo cual, al contemplar estas maquetas, podemos imaginarnos de forma más certera como serán las futuras fallas del 2007, en una exposición similar a la del Ninot, pero desde una visión global del monumento, mostrando sus piezas principales. Este año han sido más las maquetas acabadas en pintura. A continuación se comentarán algunas de las que se mostraron en el avance festivo.

   Los motivos acuáticos inundan las rivales. Que hayan fallas con motivos acuáticos es algo corriente, pero si este año se ve una gran multitud de olas, barcos, fauna marina y tonalidades frías, no es casualidad, el esperado acontecimiento de la Copa América ha inspirado a muchos artistas falleros, de los cuales algunos ya llevaban estos dos últimos años abordando el tema en sus fallas. Tres de las fallas competidoras más importantes del panorama actual se “sumergen” en ese entorno, (Convento Jerusalén y Nou Campanar mayor e infantil) y esto solo es el anticipo de una sección, todavía no conocemos los proyectos de las demás, sin olvidar la falla municipal, que también va de “Mar al vent”. Ahora, por fin, como colofón final, el mar propio del mediterráneo volverá a ser el protagonista, y es que la Copa América estará de rabiosa actualidad. Esperemos que en el 2008 no emerjan de las profundidades los vestigios del consumido evento.
 
 
     

Artista: Paco López Albert.
Falla: Convento Jerusalén-Matemático Marzal.

 
Artista: Pedro Santaeulalia.
Falla: Jorge Comín-S.Calderona (Nou Campanar).
 
     Los artistas han recabado información sobre mitos y leyendas sobre el mar, comenzando por las maquetas que causaron más impacto por sus formas y acabado tenemos la de Convento Jerusalén de Paco López. Sobre una urbe submarina se alza un carro formado por caracolas y una ostra abierta a modo de trono para la majestuosa figura de Neptuno, llevado por unos quiméricos caballos marinos estilizados desafiando la gravedad. Coronan el monumento cuatro sirenas tocando unos instrumentos musicales. Las figuras principales parecen seguir un mismo canon proporcional, a diferencia de otras clásicas fallas de figura principal inmensa respecto a las demás, ésta se encuentra compensada por todos sus ángulos, la parte trasera del monumento aguarda una interpretación de la historia mitológica griega de Ulises, atado a un mástil evitando sucumbir al canto de unas encantadoras sirenas falleras luciendo unos estampados coloristas con puntos brillantes plateados. Otros años nos han cautivado los detallistas paisajes marinos de López Albert, sirva como ejemplo de ello la falla que plantó en Almirante Cadarso en sección primera A el año 2003. También incluirá el toque “puntilla”, mediante una dieciochesca pareja sobre un cojín que todavía no entendemos muy bien que pintan en esta recreación marina. Nuevamente se echa en falta algún texto o memoria explicativa para el entendimiento del público que visita los proyectos durante los tres días que quedan expuestos. Habrá que esperar hasta marzo.

   El público asistente se agolpaba junto a la nueva creación de Pedro Santaeulalia, acaparando la atención. Bajo el lema “El desafío”, la falla de Nou Campanar es la que más trata la Copa América 2007, hallándose incluso reflejada en su parte más alta. Lo que resultará un desafío de verdad será arrebatarle a este artista el primer premio de sección especial, que podría conseguir por cuarto año consecutivo. La composición se encuentra igualmente compensada por todos sus puntos de vista, veinticuatro figuras de distintos países y épocas, marinos e incluso labradores valencianos forman el monumento, alrededor y sobre la caricaturesca Torre del Reloj del Puerto de Valencia y medio arco arquitectónico contrapuesto a punto de unirse en la cúspide. A la par de la Copa, un estreno cinematográfico de actualidad con secuela quizás ha influenciado que la parte trasera del monumento ondee la bandera negra, y es que los piratas dan mucho juego en las fallas. En la falla infantil volvemos a ver al dios de los mares rodeado de una compacta composición “La mar de salada”, compuesta por una hipnotizante y divertida fauna marina al estilo de los Monterrubio, si buscan referencias recuerden la escena de Neptuno de la falla del Pilar 1992, que se haya conservada en el Museo del Artista Fallero, por ahí van los tiros.
 
 
     
 
     La próxima falla de Exposición-Micer Mascó formula la pregunta: “I tu, a què jugues?”, parece ser que este tipo de lemas pegadizos dan mucho juego, que es precisamente de lo que va la falla. Los artistas José Latorre y Gabriel Sanz vuelven a colaborar junto al diseñador Ramón Pla y el escultor Sergio Penadés. Podemos decir que es la maqueta con la estructura más diferente de las presentadas y de todo lo que han hecho hasta ahora. Optan por una considerable media figura de un anciano marionetista de época que emerge desde el suelo. Una línea dinámica y expresiva propia de la animación, con ciertas reminiscencias Disney, recopilando diversos tipos de juguetes, desde las miniaturas de carrusel y los indios de plástico hasta las modernas consolas de videojuegos. Elementos sueltos jugando con los espacios y sin descuidar el dorso del monumento, en el que se puede ver un imaginativo túnel en la espalda del cuerpo central del cual surge un tren de juguete. Por razones que solo él conoce, Joan S.Blanch ha decidido que Ramón Pla también debía diseñar el proyecto de la falla infantil para Exposición, igualmente dedicado a los juguetes y la diversión, pero desde una perspectiva más infantil que en el monumento mayor.

   Los hermanos García Ribas y Miralles se mantienen en la sección especial, intercambiando la ubicación de sus monumentos falleros en las comisiones L’antiga de Campanar y Avda.Reino de Valencia-Duque de Calabria. Emilio Miralles vuelve a L’antiga después de siete años, con una falla de concienciación ecológica, criticando la urbanización desmedida mediante unos salvajes pero débiles y amenazados animales selváticos refugiados sobre la copa de un centenario único árbol que queda por talar. Un amplio equipo de taller hará realidad este proyecto, constituido por artistas conocidos entre los que se encuentra Juanjo García, que también ha colaborado con José Manuel Alares realizando la maqueta de su nueva falla infantil para Reino de Valencia-D.Calabria sobre la familia. En el monumento mayor los hermanos José Manuel y Fernando García Ribas tratan la comunicación en su multiplicidad, desde las señales de humo de los indios y el cuerno vikingo hasta los teléfonos de actualidad, todo en clave de humor, con unas formas que se aprecian menos estilizadas respecto a sus dos últimas fallas.
 
 
     

Artistas: José Latorre y Gabriel Sanz.
Falla: Exposición-Micer Mascó.

 
Artista: Emilio Miralles.
Falla: L'antiga de Campanar.
 
     Las maquetas de la Plaza del Pilar de Pere Baenas y Sueca-Literato Azorín de Juan Carlos Molés son discretas en su anticipo, reservándose lo mejor para marzo. Tras triunfar con el primer premio de sección especial en las hogueras de Alicante, Baenas trata el ambiente nocturno de los jóvenes y las discotecas en “Obert fins la matinada!” mismo título de una película de Quentin Tarantino, pero no parece tener nada que ver con los vampiros. Una especie de musa halada y volteada portando un arco en tensión preside la falla. El ejercicio anterior estuvo cerca del primer premio de sección especial sorprendiendo con un llamativo cromatismo y algunos bellos contra remates situados en la parte trasera del monumento que no figuraban en la maqueta inicial, de ahí que guarde lo mejor para Fallas, como se ha comentado anteriormente. Este año se encarga de realizar la falla del Ayuntamiento además de la de esta plaza. Por otro lado, el artista Juan Carlos Molés llevaba varios años dedicándose plenamente a las fallas infantiles, plantando durante cuatro años consecutivos la falla infantil de Sueca-Literato Azorín en la sección especial. Dos años después de trabajar junto a Pepet, Molés vuelve a encargarse de realizar el monumento mayor para esta misma comisión, esta vez en solitario, buscando la belleza infinita en su monumento con un trío de imponentes figuras sobre un gran puente arqueado.

   
La siguiente falla se puede calificar como la más estrambótica de todas las presentadas. Después de fenómenos del circo como la mujer barbuda y el hombre salchicha, -los auténticos “freakis”- Na Jordana presenta “I want to be freak” (Quiero ser raro), título modificado de la conocida canción del grupo Queen: “I Want to Break Free”, con la figura de Michael Jackson como personaje principal, sin albergar precisamente un homenaje al reconocido Rey del Pop por el contexto en el que se halla, y sí un posible doble sentido a la polémica de su cariño por los niños, sosteniendo con su mano por el trasero a un caricaturesco ninot de Pinocho y, además, encontrándose sobre un enorme zeppelín, que según se mire, presentado en su maqueta todo de un mismo color más unificado, puede parecer otra cosa, sobre todo por donde se sitúa. Aunque quizás esta última interpretación sea mal pensada, al menos lo parecía a primera vista, motivos hay para pensarlo al remitirse a la retrospectiva de las fallas y la representación de los órganos sexuales como descomunales frutas y hortalizas. Habrá que esperar a verla plantada en la calle para aclarar la verdadera intención de los artistas Vicente Llácer y Moisés Alarcón de utilizar a este bailarín, cantante y compositor como remate. Esperemos que las escenas de los bajos de la falla que no figuran en la maqueta, sean originales y no se recurra a los tópicos popularmente conocidos como “freakis”, dudosa calificación que ha extendido su significado de manera que ya cualquiera puede serlo.

   El proyecto infantil de la mano de Javier Igualada sobre el boceto de José Santaeulalia, está dirigido a los niños como los reyes de la casa. Supone un cambio respecto a la última década de fallas infantiles plantadas por la pareja “Fet d’encarrec” en esta legendaria comisión. Igualada es un artista que agrada y promete, puede que nos encontremos ante el inicio de una nueva etapa de fallas infantiles en Na Jordana.

   Siete figuras de distintos tamaños entre las que destacan una enorme mujer y motivos de golf, forman el monumento de Juan Carlos Donet para Cuba-Literato Azorín, volviendo a lograr la sensación de equilibrio alrededor de una gran pieza en su composición. En la infantil nos encontramos con una inconfundible falla de Paco Roca, que emplea tanto en bocetos como en modelados el mismo estilo, encuadrando en el siglo XXI a las brujas de antiguos cuentos que preparaban potajes en pucheros y volaban en escobas, acompañadas por un embrollo de añejos personajes de Disney, como el dragón Elliot, el Capitán Garfio y las gárgolas de “El Jorobado de Notre Dame”.

   Y, por último, cabe destacar el excelente díptico publicitario de la marca de bebida Amstel, sponsor de la presentación de proyectos, con el ingenioso y apropiado eslogan: “Amigo Mío Seguir Tradiciones Es Lo nuestro” La fiesta continúa. Empieza la temporada 2007.

Más información: federaciónfallasdespecial.com
 
 
     
 
 
 
 
Diseño: Rodrigo Núñez. Está prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos expuestos sin el consentimiento de esta web, salvo que se indique la procedencia de los mismos, así como un enlace directo a: ingenioygracia.com