Introducción

  Exposición del Ninot 2008.
     
   Introducción a la exposición. Ha vuelto la Exposición del Ninot y tras ella algo que me gusta hacer cada año: comentar la exposición mediante fotografías y observaciones personales con una chispa de humor.

   Cada vez que reabre sus puertas, al igual que la llegada de cualquier tipo de celebración o festividad, la gente piensa que ha pasado un año y que somos más mayores, pero el tiempo no transcurre igual para todo, ni tan rápidamente, y menos en un mundo de ninots congelados, no por el invierno, o eso tan de moda que llaman el cambio climático que tan pronto te hace sudar como helarte, sino porque algunos encontraron su filón resultón y a pesar de tratarse de algo efímero, vuelve a rehacerse con las mismas características del año pasado. Esta reflexión describe varias peculiaridades de la Exposición del Ninot 2008, desde las figuras de ancianos rodeados de niños que se quedaron estancados en una edad y no envejecen, ninots realistas optando al indulto que luego no pegan ni con cola con el resto de la falla, las miniaturas tipo casa de muñecas en las secciones superiores infantiles, a los trillados refritos que todavía continúan llevándose a la muestra anual como anticipo de cada monumento fallero. Si todo va bien y funciona ¿por qué cambiar? Lo que ocurre con esta situación es que puede terminar siendo aburrido y cansino, en tal caso ¿podría resultar monótona una exposición que se inaugura una vez al año? Para esto habrá variedad de opiniones.
 
     Aunque pueda parecer que los artistas falleros son un grupo minoritario que trabaja copiando o repitiendo una y otra vez ideas propias o del vecino y, que las fallas son un sector tradicional que avanza poco o nada, con unos cimientos o cánones sólidos de cómo debe ser un monumento fallero, eso no implica que todo siga siempre igual, y que los artistas en su totalidad no avancen, incluida la evidente nueva savia de artistas. Así que, mientras unos permanecen en su línea, con métodos que todavía funcionan, otros siguen una incesante evolución, y a medida que crecen como artistas, el progreso y calidad se ve reflejado en sus trabajos cada año. En la mayoría de los casos, tanto unos como otros cumplen sin perder la esencia de las fallas, lo más importante.

   Por cinco años consecutivos en la explanada de Nuevo Centro, arropada por un montaje constituido por la cartelería histórica de las Fallas de Valencia, nos muestra los primeros ninots de cada falla. Este año no ha habido ningún ninot espectáculo para dar la nota y salir destacado en las noticias de Canal 9 sobre la apertura de la exposición, pero, lo que no podían faltar son ninots referentes a la Fórmula 1 y al fútbol, como intentan mostrar actualidad en la medida de lo posible, las figuras de políticos este año son más puntuales por la campaña para las elecciones generales del 9 de marzo.

   Charlatanes Rajoy y ZP. Son típicos, al igual que cualquier humor gráfico de periódico o revista, pero no dejan de resultar graciosos para el público y aunque pase el tiempo, ridiculizar al gobernante o su oposición da risa. Ya que nos defraudan tanto, por lo menos podemos resarcirnos cumpliendo a su vez una de las esencias de esta tradición. Por si no es suficientemente difícil elegir el ninot que quieres votar, encima, tienes que elegir en marzo otro ninot de presidente. Sería más divertido que sacaran a éstos por la tele en lugar de los de verdad, por lo menos éstos están callados.
 
  Foto: Falla Ciudad del Artista Fallero/Artista: Jordi Palanca.  
 
   
Plaza del Doctor Collado.
Olivereta-Cerdá y Rico.
Sdor.Giner-Gregorio Gea.
A.Mora-Av.Constitución.
 
     El artista Jordi Palanca lleva cada año un repertorio de actuales y graciosos ninots. Generalmente suele presentar solo una figura por cada falla, con la que se basta para provocar con facilidad una sonrisa. Así pues, este año destaca el presidente de la generalitat Camps contento con un scalextrix por el trazado del nuevo circuito urbano de Valencia, una vaca fallera al estilo de la empresa pamplonesa de souvenirs y camisetas Kukusumusu (que materializada recuerda a las fallas basadas en los dibujos de Ortifus) y, la figura del Rey por su famosa frase: “¿Por qué no te callas?” dirigida al actual presidente venezolano.

   Al igual que en otro tipo de exposiciones, siempre puede haber alguna pieza que te sugiere preguntas, la escena para la falla Salvador Giner viene directamente con interrogante y preguntas incluidas para que no pienses en otra cosa más que de donde venimos y a donde vamos. Unas preguntas un tanto trascendentales hasta que miras a ese par de ninots situados a ambos lados de la escena en cuestión. Habría sido más original colocarla en un cruce de caminos.

   Con la representación en ninot del sarcástico robot doblador Bender de la serie Futurama tenemos la ocasión de leer por primera vez en valenciano su célebre frase: “Besa mi brillante culo metálico”. De esta figura podemos destacar que para imitar el metal del robot, se ha prescindido el emplear recursos inmediatos como la pintura plata, buscando el tono apropiado, aproximándose más a la serie de animación, en la que obligadamente prescinden de estas pinturas especiales al ser coloreada por ordenador.

   Una anécdota por el azar en la disposición de los ninots: por detrás del robot hay otro ninot que parece como si se burlara de él, imitando su posición, a menos que ambos estén bailando Saying Alive.
 
 
     
 
 
 
   
 
Está prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos expuestos sin el consentimiento de esta web, salvo que se indique la procedencia de los mismos, así como un enlace directo a: ingenioygracia.com