Poco a poco la ciudad se va transformando, las fallas van ocupando cada rincón, te acostumbras a que estén ahí en tan solo una semana, para luego acabar desapareciendo en el oscuro de una noche y vuelta a empezar. A empezar para artistas y falleros, para el público en general se debe esperar un año más.

   A medida que avanzan los días y se acerca la semana grande, cada vez resulta más difícil circular por la ciudad, primero pueden verse unas piezas sueltas de los cuerpos centrales y las figuras que conforman los remates tumbadas, con las que se topa el ciudadano de a pie o percibe unos volumenes sobre la calzada al cruzar en un vehículo. Envueltas en plásticos para protegerse del cambiante clima, las fallas comienzan a crecer cambiando el aspecto de la ciudad.
 
   
 
     Ensamblando la parte más alta de la falla. Unos más que otros celebran que la última pieza del gran monumento sea encajada en su cúspide, la señal de que todo está listo para que comience el espectáculo. Contemplar los días previos a la plantà como las fallas con más volumen van siendo montadas por sus artífices es parte del ritual festivo. Un año más, rostros conocidos en diferentes o habituales emplazamientos, ambiente festivo de lo que comienza y acaba.
 
  Foto: El artista Emilio Miralles colocando la cabeza a la punky de su falla para L'antiga de Campanar.
 
 
     
 
     
 
     Para coger complejo. El nuevo enclave elegido para plantar la falla de sección especial Nou Campanar al no disponer del solar en el que ha plantado los tres últimos años, produce un inevitable agravio comparativo con otras fallas cercanas. La gente encuentra graciosa la comparación, pues al lado de la más grande, parece como su falla infantil. En la fotografía se puede apreciar claramente que si con la falla Pelayo-Matematico Marzal ocurría esto mismo frente a la monumental Convento Jerusalén, con ésta del sector campanar a la que este año le ha tocado tener la mole al lado, todavía es más notable.
 
  Fotos: Plantà de la falla Exposición y Hdez.Lázaro frente Nou Campanar.
 
 
   
Detalle: Nou Campanar.
Artista: Pedro Santaeulalia.
Detalle: Exposición-Micer Mascó.
Artista: Pere Baenas.
Detalle: Convento Jerusalén.
Artista: Paco López
.
     
  Representaciones de historias y cuentos en las fallas Exposición y Nou Campanar. La disposición ocasional durante la plantà ofreció la oportunidad de fotografiar juntas las asiáticas que se verán repartidas por todo el remate de la falla Convento Jerusalén, dedicada al fuego.

  « La iluminación decorativa de las calles de la falla Sueca-Literato Azorín -punto de visita anual en el itinerario fallero- es otro de los paisajes típicos previos al día oficial de la plantà.

  Aficionado a las Fallas, prepárese para caminar porque este año hay mucho que ver, disfrute si puede de este puente de la semana fallera que se convertirá en acueducto por la semana santa inmediatamente a continuación en el calendario. Felices Fallas.
 
     
 
 
 
 
Está prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos expuestos sin el consentimiento de esta web, salvo que se indique la procedencia de los mismos, así como un enlace directo a: ingenioygracia.com